Láser de Diodo

Seguro que has escuchado hablar en innumerables ocasiones del láser de diodo como método para eliminar el vello corporal. A continuación, te desvelamos todas los detalles que necesitas saber sobre el láser de diodo.

El láser de diodo es una máquina de una precisión extraordinaria construida con pequeños diodos y semiconductores que todos juntos forman un haz de luz. Se aplica en máquinas de depilación del vello con inmejorables resultados.

El láser de diodo se caracteriza fundamentalmente por tener una longitud de onda más larga que las otras opciones disponibles en el mercado (800nm frente a los 755 nm del láser Alejandrita por ejemplo), de manera que este láser penetra algo más en la piel, por lo que está especialmente indicado para pieles más oscuras o para vello más grueso y profundo. También puede funcionar bien para pieles más claras pero siempre que el vello sea grueso o mediano.

Concretamente, el láser de diodo es especialmente recomendable para partes del cuerpo de gran extensión, como puede ser la espalda o el pecho. Por tanto, es un tipo de láser especialmente recomendado para los hombres. ¡Si quieres deshacerte de esos horribles vellos en el pecho y espalda, el láser de diodo está hecho para ti!

Ventajas del Láser de Diodo

- Al tener una mayor longitud de onda, penetra mejor en la piel por lo que está especialmente recomendado para personas de piel oscura y vello grueso.

- Esta mayor longitud de onda provee una penetración más profunda y segura en la piel.

- Personas con el vello marrón o negro son las más beneficiadas por este tipo de láser.

 -Está especialmente indicado para áreas del cuerpo de gran extensión, lo que permite un tratamiento seguro y sin dolor.

Inconvenientes del Láser de Diodo

No está especialmente recomendado para personas con vello muy claro.

- Aunque el público potencial de este tipo de láser son las personas de piel oscura, no siempre se aseguran los resultados, ya que puede haber una gran variabilidad de condiciones particulares de una persona a otra.

- En algunos casos determinados, puede provocar pequeñas quemaduras, dolor o decoloración y enrojecimiento de la piel (esto sólo ocurre cuando no se hace una aplicación adecuada del láser, por personal no cualificado)

¿Cómo es el procedimiento?

Dependiendo del tipo de láser a aplicar y el lugar donde tiene lugar la aplicación, es muy probable que necesites usar unas gafas de protección para los ojos. A veces, puedes sentir un pequeño hormigueo o escozor en la zona sobre la que se aplica el láser. Es muy recomendable aplicar antes del tratamiento una crema suavizante o anestésica, para minimizar el riesgo y molestias después de la aplicación del láser de diodo.

El tiempo de cada sesión puede variar desde los 15 minutos hasta las dos horas, dependiendo una vez más de la extensión de la zona a tratar.

La duración total habitual del tratamiento es de entre tres meses y uno o dos años, aunque este periodo puede fluctuar dependiendo del tipo de tratamiento, piel y persona.